El Padre Ángel, en el Programa «Entre Amigos»

El Padre Ángel

El Padre Ángel, en el Programa «Entre Amigos»

Un sueño recurrente del Padre Ángel. «Qué la soledad no sea la mayor preocupación por la que pueda pasar una persona mayor». También lo implora cada vez que puede. Es un hombre de palabra y de hechos. De promesas y milagros. De pobres y desfavorecidos. De este mundo y el que tenga que venir.

Llevar su inquietud por cualquier rincón con una sonrisa es admirable

Se presentaron los residentes de Ballesol Pozuelo ante este hombre que transmite tanta paz como fe. Su visita al programa «Entre Amigos«, conocer a personas mayores con vocación de periodistas, rodearse de ilusión, de vida y de preguntas que afinaban la voluntad de ayudar al prójimo, le quito de protagonismos para compartirlo con todos ellos. Coincidió con Dña. Lola Soler, presidenta de Honor de Grupo Ballesol en reconocer que «no hay ningún sitio donde haya más amor que en Ballesol». Una apreciación tan certera como justificada en el tiempo que ambos han pasado ayudando a los demás con la humanidad y la familiaridad que la sociedad les ha considerado.

El Padre Ángel junto a Luis Rolandi para ser entrevistado

Sentado juntado a Luis Rolandi (nuestro Bertín Osborne) el Padre Ángel habló de la naturalidad de la caridad frente a la envidia y el rencor. Del rubor que le produce hablar de sí mismo y más si le piden que se defina.

Me gustaría hacerlo como buena persona porque no quiero hacer daño a nadie, eso es lo más grande

En su visita al programa también pudo contemplar la solidaridad de los residentes de Ballesol Pozuelo en una pequeña muestra de un rastrillo solidario que ellos mismos han creado para ayudar a los niños con cáncer de la Fundación Aladina. «Ser solidario es compartir lo que tienes, no lo que te sobra. Tenemos que estar orgullos de la solidaridad de esta residencia y de la sociedad española», dijo partícipe y aludiendo a todos los asistentes porque «ellos me emocionan y me hacen creer que un mundo mejor es posible».

El Padre Ángel

El Padre Ángel en la entrevista

Mensaje del Padre Ángel

Con la misma sinceridad animó con ahínco la voluntad de tender la mano. «Yo no quiero que dejen de comer los ricos, quiero que coman también los pobres».

Un mensaje que con una sonrisa se entiende mejor, por que pretende humanizar como en su momento ya transmitieron sus admirados Vicente Ferrer o Teresa de Calcuta, «gente normal y buena como tú», señaló a Luis Rolandi antes de despedirse de la familia de Ballesol Pozuelo y desear las mejores bendiciones para «Entre Amigos» con un último mensaje: «Todo lo que tenemos ahora se lo debemos a las personas mayores»