Hidratación en personas mayores: Qué debemos tener en cuenta

hidratacion en personas mayores

Hidratación en personas mayores: Qué debemos tener en cuenta

Como cada verano, en habitual escuchar en los medios de comunicación la importancia de la hidratación en verano haciendo referencia a los grupos más vulnerables: los niños y las personas mayores. En este artículo veremos las razones por las cuales la hidratación en personas mayores durante el verano necesitan una mayor atención y por otro lado, por qué suponen uno de los grupo poblaciones más vulnerables a la deshidratación.

¿Cómo afecta el calor para la hidratación en personas mayores?

En condiciones normales, cuando la temperatura central aumenta, nuestro sistema de termorregulación corporal activa medidas correctoras, como la segregación de sudor. Para que el sudor sea segregado de manera adecuada, es necesaria una buena hidratación. Debido a varios factores que veremos a continuación, hay personas mayores que almacenan menor cantidad de agua y por lo tanto su sistema de termorregulación no funcionaría como es debido.

Así, podemos afirmar que el calor es un factor de riesgo de deshidratación en las personas mayores.

Factores a tener en cuenta sobre la hidratación en personas mayores

Las personas mayores, debido a causas fisiológicas, hacen que su hidratación requiera una especial atención. Según el Observatorio de Hidratación y Salud, estos factores serían:

  • Deterioro en el mecanismo de la sed, tienen menos sensación de sed.
  • Disminución del agua total del organismo debido a la reducción de la masa muscular.
  • Enfermedades crónicas.
  • Modificaciones en el metabolismo del agua.
  • La toma de muchos fármacos, sobre todo diuréticos, anitihipertensivos y que actúen sobre el SNC (sistema nervioso central)

También hay otros factores no fisiológicos que repercuten en la hidratación de las personas mayores, como la disminución de movilidad, problemas visuales, alteraciones cognitivas, miedo a la incontinencia…

Esta situación hace que la hidratación en personas mayores se convierta en uno de los cuidados fundamentales a tener en cuenta durante todo el año. Aunque a un nivel más, durante los meses de más calor, ya que, como hemos visto anteriormente, una buena hidratación es fundamental para un buen funcionamiento del sistema de termorregulación del organismo.

Consejos para una buena hidratación en personas mayores

Según el Dr. Álvaro Cuenllas, Director Médico de la Zona Centro-Norte y Sur de Grupo Ballesol, hay una serie de normas que se pueden implementar para mantener una hidratación en personas mayores de manera óptima.

  • Siempre tener en un lugar visible una botella de litro y medio, para que pueda ser visible y así recordar la ingesta de bebida.
  •  Si por las noche es necesario levantarse, se aconseja beber el litro y medio de agua recomendada antes de las 18:00 horas y luego la bebida de la cena.