Ictus: Detección precoz y tratamiento - Día mundial del ictus | Ballesol Actualidad

Ictus: Detección precoz y tratamiento – Día mundial del ictus

Ictus: Detección precoz y tratamiento – Día mundial del ictus

Comparte este artículo

El 29 de octubre se celebra el día mundial del ictus con el objetivo de concienciar a los ciudadanos de la importancia de prevenir, detectar y tratar un ictus. 

El ictus, es una enfermedad cerebrovascular que acontece cuando una arteria del cerebro se cierra súbitamente por un trombo (llamado: ictus isquémico) o por la rotura de éste (llamado: ictus hemorrágico o derrame cerebral). 

Según datos del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Español de Neurología, se producen más de 120.000 casos al año en España, lo que equivale a 1 cada 6 minutos. Además, el 30% de las personas que lo sufre fallece -36.000 cada año de media- y en el 40% de los casos provoca una discapacidad grave.

Es por lo tanto la segunda causa de mortalidad en nuestro país, la primera en mujeres y el primer motivo de invalidez en los países occidentales. 

Esta patología se ha visto agravada por la pandemia ya que los ictus sufridos por pacientes con SARS-CoV-2 provocan mayor discapacidad a largo plazo. 

Por eso, este año, el lema de la Federación Española de Ictus pregona que “La prevención del ictus es tu responsabilidad”. Apelan a la prevención de los factores de riesgos. 

¿Cómo puedo prevenir un ictus? 

La probabilidad de sufrir un ictus aumenta a partir de los 60-65 años, por eso es de vital importancia que llevemos hábitos saludables y nos ejercitemos.

En las residencias para mayores Ballesol llevamos un control exhaustivo del colesterol, la presión arterial y los antecedentes familiares de los residentes para establecer un tratamiento de control. También, hay diferentes terapias y ejercicios innovadores que oxigenan el cerebro, fortalecen músculos, huesos y neuronas que permiten llevar una vida tranquila y segura de manera activa. Todos ellos se encuentran detallados en nuestra página web. 

Gimnasio reacondicionamiento para personas mayores con ictus de las residencias para mayores Ballesol

Finalmente, la alimentación es un pilar fundamental para el cuidado de la mente y el cuerpo. Es importante comer variado, fresco y evitar excesos de sal y azúcar. En las residencias Ballesol tenemos la suerte de contar con menús semanales personalizados a cada necesidad, cuidando que los alimentos sean locales y de temporada. 

  • No fumar
  • controlar el colesterol y la diabetes
  • evitar el consumo de alcohol
  • ejercitarse y controlar la presión arterial

¿Cómo detecto un ictus? 

El ictus es una emergencia sanitaria que requiere atención urgente en las primeras 3-6 horas, pues la actuación precoz es fundamental para evitar muertes y reducir las consecuencias de las secuelas que provoca, por ello resulta de vital importancia detectar sus síntomas y actuar con celeridad. Sin embargo, durante la pandemia muchas personas han cogido miedo a acudir a urgencias o pedir asistencia sanitaria, lo que puede ser fatal en una patología tan tiempo-dependiente como ésta, más cuando se ha comprobado que el covid-19 es un factor de riesgo”.

Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

Es necesario prestar atención a ciertos detalles tanto si nos ocurre como si le ocurre a una persona presente.


La sonrisa: Si una persona al sonreír o al hablar se le queda la boca torcida. Si no es capaz de hablar o mezcla palabras y gesticula frases sin sentido.
Movimientos: Si la persona presenta dificultades a la hora de sentarse o de levantarse, no es capaz de subir los brazos o agarrar un objeto, pierde el equilibrio.
Visión: Si pierde la visión de forma parcial o total, tiene una sensación de vértigo y dolor de cabeza intenso repentino. 

Para comprobarlo, rápidamente debemos pedir a la persona que nos responda  a alguna pregunta, que levante ambos brazos. Si nos encontramos solos podemos hacerlo frente a un espejo. 

  • “Ante estos síntomas es imprescindible buscar asistencia sanitaria urgente”.

¿Qué ocurre después de un ictus? 

Depende exclusivamente de la zona afectada por el ictus y del tiempo de respuesta de urgencias y en el hospital. 

Sin embargo, existen unidades de recuperación de ictus que aportan atención integral y global. Estas unidades pueden establecer, dependiendo de la gravedad del ictus, objetivos de tratamiento a corto, medio y largo plazo. Permiten también objetivar los cambios reales que hace el enfermo a consecuencia del tratamiento y la progresión de la patología neurológica.

Las residencias para Mayores Ballesol cuentan con unidades de recuperación de ictus para personas mayores que han sufrido un accidente neurológico vascular. 

prevenciçon y tratamiento de ictus

#Ballesolsiemprecontigo #Ballesoltecuida

Comparte este artículo