La importancia de las recuperaciones posthospitalarias

recuperaciones posthospitalarias

La importancia de las recuperaciones posthospitalarias

Comparte este artículo

En ocasiones nos sometemos a intervenciones que, si bien pueden no requerir de largas estancias en el hospital, sí que pueden necesitar un seguimiento por parte de médicos especializados y, además, recuperaciones posthospitalarias adecuadas que permitan al paciente volver a la normalidad lo antes posible.

Nuestras residencias para mayores son la mejor opción para su bienestar

En personas mayores, las complicaciones de estas operaciones pueden derivar en problemas más serios si no se tratan en lugares especializados y adaptados a las necesidades de cada persona con un equipo multidisciplinar adecuado (fisioterapeuta, terapeuta ocupacional, psicólogos, técnico de animación cultural, etc.).

Por lo que una residencia de mayores especializada en recuperaciones posthospitalarias puede ser la mejor opción como continuación a una correcta actuación hospitalaria.

En nuestras residencias de ancianos resulta primordial generar un clima de confianza y seguridad estableciendo objetivos de tratamiento realistas.

En nuestras residencias para mayores ofrecemos una solución terapéutica de cara a contrarrestar y anular síntomas invalidantes, tras una operación, destacando nuestra capacidad para actuar de manera rápida y efectiva, junto con una valoración y abordaje geriátrico integral que contempla, no solo aspectos rehabilitadores, sino también los síndromes geriátricos asociados, como el riesgo de caídas o el dolor, optimizando, a su vez, la medicación.

A las estancias posthospitalarias se unen nuestros centros de día, así como otras opciones temporales, como el Respiro Familiar, lo que otorga a las familias la tranquilidad de que su ser más querido se encuentra atendido en las mejores manos.

Recuperaciones posthospitalarias con reconocimiento

Un claro ejemplo de las rápidas y completas rehabilitaciones que se llevan a cabo en nuestros centros es el continuo reconocimiento a la gran labor que realizan nuestro equipo de profesionales.

Nos gustaría agradecer de manera especial a Don José Antonio, uno de nuestros residentes, el precioso centro de flores y los dulces que nos ha regalado.

recuperaciones posthospitalarias

Don José Antonio, no sólo ha aprovechado nuestros servicios de Fisioterapia, sino también se ha integrado en las actividades y dinámicas del centro y ha descubierto una nueva familia, con la que siempre podrá contar.

Desde nuestra Residencia de ancianos en Zaragoza, Ballesol Mariana Pineda, ha sido un auténtico placer contar con una gran persona como usted.

Esta será siempre su casa.

¡Gracias Don José!

Comparte este artículo