¿Y si la felicidad fuese una residencia de mayores en Valencia?

¿Y SI LA FELICIDAD FUESE UNA RESIDENCIA DE MAYORES?

Las residencias de mayores Ballesol están diseñadas para ofrecer unos cuidados de carácter integral donde conjugar atención social y sanitaria.

La curva de la felicidad favorece y mejora conforme envejecemos.

La mayoría de los estudios y autores que analizan el mundo afectivo de los mayores coinciden en señalar que las personas mayores de 70 años se sienten más felices que las personas de menos de 40 años.

¿Y si la felicidad fuese una residencia? Para muchas familias, Ballesol es la primera opción para encontrar el estado de mayor satisfacción espiritual y física este verano.

Los ingresos vacacionales para cualquier tipo de estancia en Patacona, Valterna, Burjassot, Serrería o Gobernador Viejo aumentan cada semana.

Únicos en la manera de fomentar «la promoción de la autonomía personal, los cuidados integrales, la calidad de vida y el bienestar o el manejo de situaciones difíciles con la atención de profesionales cualificados y especializados» son también referentes en la manera de cuidar, la adaptación segura y protegida, y en estos momentos, en su apuesta por un envejecimiento activo y saludable.

Las necesidades actuales han demostrado que no todas las residencias están diseñadas y estructuradas para ofrecer unos cuidados de carácter integral donde conjugar la atención social y sanitaria. En los cinco centros que Ballesol tiene en Valencia, el residente siempre tendrá la seguridad de que «recibirá una atención multiprofesional completa, continuada e integrada», como explican desde el grupo, con el valor de las cinco estrellas que identifican los servicios de Ballesol.

Los centros están ubicados en entornos naturales, privilegiados y amigables. Accesibles para potenciar al máximo el nivel de autonomía y funcionalidad.

Son participativos, para dar sentido a la actividad y potenciar las dinámicas de ocio y tiempo sin olvidar la importancia de las relaciones sociales y el sentimiento de satisfacción «que ayude a los residentes a estar más saludables tanto física como psicológicamente».

Estas residencias de ancianos en Valencia son también modelos en la transformación tanto de sus infraestructuras como en la asistencia digital —tele monitorización, accesos, caídas, historia sanitaria, etc.—.

Acciones identificadas en todas las instalaciones de los centros, incluidas las habitaciones, y espacios diseñados a la medida de cada persona y necesidad, sea más dependiente o autónoma.

Así, este tipo de estancias cumplen con la finalidad de que el residente se sienta como en su propio hogar, con la tranquilidad de recibir una atención y cuidados las 24 horas del día.

Por ejemplo, los apartamentos para mayores en Valencia, Ballesol Patacona, en primera línea de playa, cumplen con la funcionalidad de alojamientos de alta categoría con más espacios, equipamientos y comodidades en ambientes divididos y pensadas para personas más autónomas e independientes.

El objetivo de este tipo de estancias es, también, el deseo de que el residente pueda envejecer mejorando su calidad de vida.

 

Artículo publicado en el periódico Levante.

Residencias geriátricas en Valencia