Las personas mayores vuelven a las aulas

Las personas mayores vuelven a las aulas de la mano de Ballesol

EI Talento de la Senectud es un innovador programa educativo creado por Ballesol, en colaboración con la Fundación Trilema, pensado específicamente para las personas mayores. Su objetivo es desarrollar la actividad intelectual de nuestros mayores y retrasar el deterioro cognitivo asociado a edades avanzadas.

“Se trata de un campus universitario muy especial porque en él, sus longevos estudiantes aprenden tanto como aportan dentro de un proyecto que tiene como eje principal el conocimiento, pero también la historia y el recuerdo”.

En este sentido, sus cursos están diseñados pensando en el acervo cultural e histórico de los residentes de Ballesol. Partiendo de esa base, las materias presentes en el Campus Ballesol, no solo enriquecen el conocimiento y perspectiva de los mayores, sino que suponen una inmersión en su propio pasado y en la historia de la que fueron testigos, Io que suma a esa experiencia académica, un ejercicio de memoria y de recuperación de buenos y entrañables recuerdos.

“Su objetivo: desarrollar la actividad intelectual de los mayores de nuestra sociedad”

La sabiduría y experiencia que los mayores han ido acumulando a lo largo de sus vidas, es una gran oportunidad para convertirlos en parte activa del curso, porque a ellos todavía les queda mucho por aprender, pero también por enseñar y este campus es una gran plataforma para mostrarlo y demostrarlo.

Se trata de un itinerario formativo donde los monitores disponen de una guía del docente, con actividades de aulas, vídeos y modelos de evaluación, así como material de apoyo para llevar a cabo estas actividades diseñadas en colaboración y bajo los estándares de calidad de la Fundación Trilema, entidad que entiende la educación como el mejor medio para transformar la vida de las personas y las sociedades.

“Un proyecto que tiene como eje principal el conocimiento, pero también la historia y el recuerdo”

 Aprender y enseñar a partes iguales

Previamente al inicio del curso, se pregunta a los residentes sobre sus motivaciones e intereses, sus talentos y vivencias. Todo ello en base a personalizar al máximo los cursos y acercarlos, más si cabe, a la realidad de cada cual. Se les pregunta también sobre qué les gustaría aprender y qué les gustaría enseñar ya que la sabiduría y experiencia que los mayores han ido acumulando a lo largo de sus vidas, es una gran oportunidad para convertirlos en la parte activa del curso.

Tres materias abanderan este proyecto pionero y propio de las residencias Ballesol: “Buscando en el Madrid de mis recuerdos”, “Málaga, Picasso y tú” y “Valencia desde nuestros corazones”.

Todos los cursos han sido configurados por expertos y formadores tanto de la Fundación Trilema como de Ballesol, los cuales han creado guías y materiales docentes enfocados a crear un aula activa.

Envejecimiento activo

Actualmente, se habla mucho del envejecimiento activo, descrito éste por la OMS como “el proceso de optimizar las oportunidades de salud, participación y seguridad a fin de mejorar la calidad de vida de las personas cuando envejecen”. En línea con ese pensamiento y ambición, en Ballesol siempre han comprendido las residencias como entornos alegres y llenos de vida, pero, además, como espacios donde las personas pueden continuar sus proyectos de vida e, incluso, comenzar otros nuevos. Y de eso va, precisamente, este Campus Ballesol, una iniciativa para el aprendizaje y crecimiento de las personas.

En palabras de Carmen Pellicer, presidenta de la Fundación Trilema:

“Nunca es demasiado tarde para aprender y también para transmitir lo aprendido. La idea del Campus Ballesol es facilitar que todos los residentes se conviertan en aprendices y enseñantes, que puedan convertir sus experiencias, su vida, su historia en sabiduría compartida. Todos los ejes temáticos que abordamos pretenden despertar la curiosidad, los recuerdos, enriquecer la información sobre diferentes aspectos de la cultura y propiciar el diálogo y las ganas de seguir indagando. Todo ello son las cosas que alimentan las ganas de vivir y disfrutar de cada día”.

Ballesol apuesta, de esta manera, por una innovadora propuesta formativa, personalizada y adaptada a para mejorar el desarrollo intelectual de los mayores que tiene como objetivo reforzar y complementar las terapias relacionadas con el deterioro cognitivo, incluidas en los programas de todas las residencias para mayores Ballesol.

Noticias ballesol

“El talento de la senectud es un proyecto de Ballesol, un campus universitario pensado para los más longevos de nuestra sociedad”