Por delante en la prevención y rehabilitación

Ballesol, un paso adelante en la prevención y rehabilitación ante la elevada discapacidad de la población más mayor

La presión asistencial y el colapso hospitalario convierten a las Residencias para Personas Mayores Ballesol en la primera opción para la atención fisioterapéutica y la rehabilitación funcional, cognitiva y neuropsicológica de nuestros mayores.

Según expertos en traumatología y cirugía ortopédica “los centros residenciales como Ballesol deben ser la primera elección del paciente que se rehabilita de una operación o de una fractura”.

 

Las Residencias Ballesol son líder en la prevención, diagnóstico y rehabilitación de las personas con condiciones médicas discapacitantes ha conseguido, gracias a la innovación y a tratamientos no invasivos ni farmacológicos, un aumento sustancial de las expectativas de vida.

Recuperación de la autonomía

La Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) ha alertado, recientemente, de la “elevada discapacidad” que produce la situación provocada por la pandemia. Una de las secuelas de esta situación, que necesita de unos cuidados exclusivos y de larga duración. En el escenario actual de colapso hospitalario y presión asistencial, la falta de recursos adecuados para atender diagnósticos como fracturas de cadera, prótesis de rodilla, secuelas por inmovilización, enfermedad pulmonar obstructiva, enfermedades neurológicas o accidentes cerebrovasculares, hace necesaria una respuesta geriátrica y una derivación de pacientes hospitalarios a residencias para recibir terapias de rehabilitación funcional, cognitiva o neuropsicológica. En este sentido, las residencias Ballesol han demostrado, no solo ser la primera opción para este tipo de paciente, sino las mejor dotadas de recursos tecnológicos innovadores para el diagnóstico y tratamiento de cualquier patología. Asimismo, sus centros ponen a disposición de sus residentes la figura del médico rehabilitador, especialistas en tratar enfermedades tan delicadas como pueden ser las neurológicas o cognitivas. Dicho tratamiento se realiza a través de las Unidades de Recuperación Funcional, las cuales están destinadas a la mejora y superación de un problema de salud o a la recuperación de autonomía por parte de la persona mayor. “Mantener la salud y mejorar la calidad de vida” es el deseo del residente cuando ingresa en Ballesol, con el fin de rehabilitarse tras un proceso hospitalario. El objetivo de los profesionales de cada residencia Ballesol es el mantenimiento o recuperación de la autonomía física y cognitiva de nuestros mayores, punto al que se llega tras una Valoración Geriátrica Integral y mediante Programas Individualizados, “que satisfagan todas las necesidades del paciente, desde las físicas a las emocionales, así como también las sociales y los nuevos hábitos de vida y/o alimentación” Estos centros residenciales son los únicos en España en utilizar el exclusivo servicio de magnetoterapia que consiste en el empleo de campos magnéticos sobre el cuerpo con fines terapéuticos para estimular la formación y regeneración ósea o muscular. Igualmente, en su búsqueda continua de la innovación y el bienestar de la persona mayor, Ballesol aplica otras terapias no farmacológicas capaces de intervenir positivamente sobre la función cognitiva, las emociones y el mantenimiento de la independencia. Estamos hablando de musicoterapia, la terapia asistida con animales, jardines de estimulación multisensorial, aplicación de las nuevas tecnologías en entornos residenciales, aromaterapia o talleres de reminiscencia. “En Ballesol entendemos a la persona mayor como activa, con inquietudes y capaz de elegir qué hacer y cómo vivir”, respaldan para explicar el éxito de estas terapias no farmacológicas y preventivas.

Fisioterapia preventiva

El profesional de Ballesol tiene con el residente un compromiso que siempre se cumple, independientemente de la funcionalidad o de problemas asociados con la edad: “Que su salud sea capaz de añadir vida a los años y no al revés”. La inclusión de los mayores en programas de Rehabilitación es una herramienta prioritaria a la hora de disminuir el riesgo de mortalidad o el riesgo de patologías crónicas propias del envejecimiento como las osteoarticulares, degenerativas, respiratorias o cardiovasculares. Actualmente, Ballesol dispone de 4 pilares básicos para la mejora física, funcional y cognitiva del residente:

  • Fisioterapia Preventiva.
  • Fisioterapia Rehabilitadora.
  • Programa de Prevención de la Fragilidad.
  • Programa de Gerontogimnasia.

Sobre dichas bases, Ballesol tiene diseñado en cada centro residencial un programa especialmente adaptado a las necesidades de la persona mayor, con el que se pretende potenciar la fuerza, flexibilidad, equilibrio, coordinación y velocidad de reacción, resaltando a su vez la importancia de la práctica habitual de ejercicio físico que permita al residente prevenir o retardar diversas alteraciones asociadas al envejecimiento. En definitiva, aprender a adoptar un comportamiento preventivo a través de las actividades de la vida diaria, con mayor independencia y motivación.

No lo dudes más y solicita información sin compromiso.

Artículo publicado en el periódico ABC el mes de marzo.