Una mirada positiva y de reconocimiento a las Residencias Ballesol | Ballesol Actualidad

Una mirada positiva y de reconocimiento a las Residencias Ballesol

Una mirada positiva y de reconocimiento a las Residencias Ballesol

Comparte este artículo

Aunque sea parte de la filosofía de Ballesol, su forma de cuidar a nuestros mayores no sólo es referente, también es esencial para poder seguir avanzando en un proceso de envejecimiento activo y saludable.

Incluso en estos momentos donde no hay esferas de la sociedad que no se hayan visto afectadas por la crisis del COVID-19-.

La respuesta que esta compañía líder en la atención residencial y asistencial  está mostrando en su compromiso de cuidar la salud de sus residentes, familiares y  trabajadores, ha sido reconocida por la Comunidad de Madrid, al ser la primera compañía del sector acreditada con el reconocimiento ‘Garantía Madrid’.

Directora Ballesol Tres Cantos con el certificado de Garantía Madrid para las residencias de mayores seguras

Un reconocimiento por las buenas prácticas adoptadas por esta empresa para asegurar la protección de trabajadores y usuarios de sus centros frente a posibles riesgos asociados al Covid.

Sonia Fernández, directora de la residencia para mayores Ballesol Tres Cantos, repasa en esta entrevista en CADENA SER algunos de los planes de contingencia y prevención que distinguen a los centros Ballesol Madrid con este identificativo por el cumplimiento de la normativa y las recomendaciones de protección frente al COVID-19.

¿Qué significa un identificativo Garantía Madrid para esta residencia y por extensión para la compañía?

Después de lo que estamos viviendo y lo que todavía nos queda es un reconocimiento importante, pero que creo debe de tener un valor con más recorrido y memoria por el trabajo diario, en equipo, y en momentos especiales, los buenos y los malos, que en una residencia de mayores, siempre existen.  No sólo por esta situación actual provocada por el COVID-19.

Significa que estamos haciendo nuestro trabajo  bien  ofreciendo unos cuidados personalizados y sobre todo poniendo al residente en el centro de esos cuidados. En Ballesol Tres Cantos  hemos puesto en marcha iniciativas específicas para convertir el envejecimiento y la longevidad en fuentes de oportunidades.

¿Están mejor preparados para afrontar no sólo la situación actual si no lo que pueda venir?

Lo cierto es que nuestra manera de cuidar no ha cambiado, dando respuesta a las necesidades físicas, funcionales y emocionales de nuestros residentes, pero también afectivas y sociales. Y lo que es más importante para diferenciarnos del resto, las 24 horas del día con una dedicación vocacional y profesional, conjugando el valor de una residencia medicalizada con la tranquilidad de adoptar todas las medidas de prevención, reforzando la limpieza, sectorizando los espacios…Hemos aprendido todos, pero es evidente que estamos más preparados.

¿Qué medidas ha tomado el centro para combatir la soledad de los mayores cuando se limitan las visitas y las salidas?

Aquí continúan desarrollando sus rutinas y las diferentes terapias adaptadas a nuevos aprendizajes, actividades socio culturales y el cultivo de aficiones, siempre orientados a favorecer la participación. La figura del terapeuta ocupacional o el técnico de animación socio- cultural es fundamental en estos momentos para seguir desarrollando actividades como la de mantener un huerto o la pajarera, terapias que en Ballesol Tres Cantos se convierten en proyectos de vida centrados en la persona.

Está claro que hay residencias que hacen las cosas mejor, por eso este identificativo “Garantía Madrid”. ¿La situación de otras residencias os ha podido perjudicar de alguna manera?

Desde luego,  evidentemente.  Las noticias negativas que han salido de residencias nos ha afectado a todos. Juzgarnos a todos por igual es injusto. Por eso insistimos en cuidados centrados en la persona, porque ponemos al residente en el eje de nuestra atención.

D. Victor Agudo es residente en Ballesol Tres Cantos, su hogar, su felicidad, su vida. Tres palabras que definen su estado emocional y vital. Ajetreado, ocupado con nuevos proyectos – acaba de coeditar un libro de poemas, dibuja retratos o recicla en arte todo lo que encuentra- nos atiende a la carrera, pero haciendo una pausa en un camino que sin duda le lleva hacia el envejecimiento de éxito del que tanto hablamos por desconocimiento.

¿Qué tal les cuidan en Ballesol Tres Cantos?

Yo estoy encantado aquí. Llevo seis años y es como mi casa. Me tratan bien y estoy a gusto. Lo más importante en esta vida es la salud…y la felicidad. No me falta ninguna de las dos. Como digo siempre aquí le estoy dando vida a los años y no al revés

¿Cómo ha vivido estos meses tan difíciles?

Miedo ninguno. Estamos cumpliendo todas las medidas de prevención, repartidos por estancias pero sin estar aislados de los hábitos diarios y sociales de la residencia,ya que poco a poco vamos recuperando actividades y rutinas necesarias. ¡Nos tienen súper controlados¡ (risas)

¿ Ha notado la falta de visitas en su ánimo?

Recibo pocas porque no me gusta molestar a los hijos y nietos. Entiendo las ocupaciones y el tiempo de cada uno. Tampoco pasa nada porque me manejo con videollamadas, whatssap y llamadas de teléfono. ¡Sigo controlado virtualmente¡ ( esboza una carcajada que repetirá durante la entrevista) Pero si vienen a verme me alegro.

Comparte este artículo