¡Ya está aquí el verano! - 5 cosas esenciales para que nuestros mayores pasen un buen verano | Ballesol

¡Ya está aquí el verano! – 5 cosas esenciales para que nuestros mayores pasen un buen verano

sandalias, bolsa de playa y piña para las residencias de mayores ballesol

¡Ya está aquí el verano! – 5 cosas esenciales para que nuestros mayores pasen un buen verano

Comparte este artículo

¡Hoy oficialmente es verano! Y con ello, llegan las bebidas fresquitas, los paseos al sol, las vacaciones con la familia… Disfrutar del verano es una tarea que nos encanta llevar a cabo.

Eso sí, siempre cuidando de nuestros mayores. Porque el verano también es sinónimo de altas temperaturas, un sol más radiante pero más dañino y más gente por todos lados.

Los mayores son más sensibles al exceso de calor ya que producen menos sudor, la capacidad de regular la temperatura corporal también disminuye y la piel al ser más fina es propensa a ser más sensible a los rayos uva.

Ballesol te da los 5 consejos para que las personas mayores tengan un verano maravilloso y cuidado.

1. HIDRATACIÓN

Sabemos que es obvio, pero siempre viene bien refrescarlo (nunca mejor dicho). La deshidratación es uno de los problemas más recurrentes en esta época para el anciano. El umbral de sed es más alto y la sensación de tener sed aparece más tarde. Lo ideal es que beban entre un litro y medio de agua y dos al día. Pueden también ser infusiones y zumos, así que es aconsejable estar ofreciendo de beber frecuentemente.

mujer sosteniendo vaso de agua residencias para mayores ballesol
2. ALIMENTACIÓN

Aprovechando la temporada magnífica de frutas y verduras del verano como las sandías, los melones o las nectarinas; es importante consumirlas. Así que es muy recomendable, siguiendo la línea de consumir líquido y cosas frescas, aumentar el consumo de fruta y verdura en verano.

fruta de temporada de verano
3. LAS HORAS DE CALOR.

En verano, con el buen tiempo y si además tenemos la playa cerca, apetece ir a dar paseos y estar fuera. Es importante sin embargo hacerlo a ciertas horas. Para evitar insolaciones, fatiga extrema, deshidratación o quemaduras lo más conveniente es evitar la exposición prolongada al sol entre las 12 y las 17 horas

altas temperaturas en verano
4. EQUIPARSE AL SALIR

La exposición directa al sol por un tiempo reducido ayuda a crear vitamina D. Pero hay que ser precavidos y siempre ir protegidos. Aunque esté nublado, ponerse crema solar. Llevar ropa ligera y que deje transpirar y proteger los ojos y la cabeza con gafas de sol y sombrero o gorra. Si vamos a dar un paseo más largo, siempre es conveniente ir con amigos o familiares y llevar consigo agua.

equipacion veraniega
5. MANTENER LOS LUGARES FRESCOS.

La temperatura alta en el dormitorio dificulta la conciliación del sueño, ya de por sí alterada en los mayores. Es aconsejable cerrar las ventanas y persianas en las horas de máximo calor y abrirlas a última hora del día y por la noche, que es cuando refresca. También, ii se tiene, el uso del aire acondicionado es una buena solución, programando a una temperatura no excesivamente baja, entre 22 y 24 grados.

aire acondicionado en verano

¡Disfruta del verano con Ballesol!

#Ballesolsiemprecontigo #Ballesoltecuida

Comparte este artículo